SaludArchivo

TRATAMIENTO PARA LA NEUMONÍA

 El tratamiento para la neumonía busca no solo erradicar las bacterias causantes de la enfermedad del interior del cuerpo, sino que busca a su vez brindar una protección mayor a los órganos y tejido afectados por la infección.

La neumonía consta de una enfermedad pulmonar crónica la cual puede afectar a cualquier persona sin importar la edad.

Esta infección a nivel de los pulmones, tiende a llevarse la vida de una considerable cantidad de pacientes, entre los más comunes están niños y adultos de tercera edad.

Se dice que es una infección porque es causada por bacterias u otra clase de microorganismos. Otras veces puede ser generada por alguna clase de sustancias irritantes físicas o químicas.

Es aquí cuando los pulmones empiezan a llenarse de líquidos como el pus y por consiguiente el oxígeno proveniente del exterior no puede iniciar su recorrido para llegar hasta el torrente sanguíneo y a los tejidos del cuerpo.

Existen diferentes clases de neumonía según sea generada por algún tipo de organismo, la edad del paciente o la salud del mismo.

Causas de la a neumonía:

Entre las bacterias que causan la enfermedad tenemos a las bacterias Gram-positivas Streptococcus Pneumoniae, las cuales también son conocidas como “pneumonia” o simplemente “Neumococo”.

Dentro de este tipo de bacterias tenemos a la Staphylococcus Aureus, la cual representa un 2% de las causantes de la neumonía común.

Este microorganismo está muy asociado a la influenza viral y tiende a desarrollarse después de unos cinco días de haber presentado los primeros síntomas de la gripe.

A la siguiente bacteria se le da el nombre de Streptococcus Pyogenes, la cual afecta considerablemente a las funciones del pulmón. También se les da el nombre de grupo A Streptococcus.

En la segunda clasificación de los microorganismos generadores de la neumonía, tenemos a las bacterias Gram-negativo, donde las primeras en nombrar vendrían siendo las Haemophilus Influenzae, la cuales también son bacterias comunes que proliferan la enfermedad.

También tenemos a las Pseudomonas Aeruginosas, que normalmente atacan en las zonas hospitalarias a aquellos pacientes que padecen de alguna enfermedad pulmonar crónica.

Finalmente podemos nombrar a las bacterias Proteus, Enterobacter y E. Coli.

Entre los virus que podemos nombrar tenemos:

  1. El Virus Sindical Respiratorio (VSR), el cual ataca con mayor frecuencia a bebés y personas con afecciones a nivel del sistema inmunológico.
  2. La Herpesvirus también es un virus que se encarga de atacar a los adultos, al igual que lo hace la Varicela-zoster, que vendría siendo el que genera los brotes de varicela. Estos tienden a generar la enfermedad cuando el paciente ya posee un sistema inmunológico atrofiado.
  3. Entre otras causas de la neumonía tenemos que se puede dar después de que la persona haya aspirado agua o contenidos gástricos, en otros casos  es resultado de una exposición  a la inhalación de químicos o sustancias sumamente fuertes.

También ocurre en los casos en los cuales el paciente presenta vómito o alimentos localizados en los pulmones, tiende a fumar, beber en exceso, sufrir crónicamente de afecciones pulmonares, simplemente tener alguna insuficiencia cardiaca o presentar un cuadro diabético.

TIPOS DE NEUMONIA

Según su localización en los pulmones, tenemos que se clasifican en:

  • Neumonía lobar

Es el tipo de infección de se da solo en el lóbulo del pulmón.

  • Bronconeumonía

Este tipo de neumonía tiende a ser irregular.

Principales síntomas de la neumonía:

  • Tos (puede ser seca, con esputo o sangre).
  • Calambres abdominales o dolor.
  • Dolor de pecho (en la zona baja o alrededor del esternón).
  • Dificultad para respirar.
  • Escalofríos.
  • Mucosidad (de coloración oxidad, verdosa o con sangre).
  • Vómito.
  • Náuseas.
  • Pérdida de apetito.
  • Palidez a nivel de labios, uñas y piel.
  • Incremento de las palpitaciones cardiacas.

 

TRATAMIENTO PARA LA NEUMONÍA

El doctor debe indicar primero si usted necesita o no estar hospitalizado.

Si a usted le indican tratamiento en el hospital, recibirá:

  • Líquidos y antibióticos por vía intravenosa
  • Oxigenoterapia

Por que tendrían que hospitalizarlo?

  • Tiene otro problema de salud no controlado.
  • Tiene síntomas graves
  • Es incapaz de cuidar de sí mismo en casa, o es incapaz de comer o beber
  • Ha estado tomando antibióticos y no tiene mejoría.

Muchas personas pueden tratarse en casa. De ser así, el médico puede pedirle que tome antibióticos.

REMEDIOS CASEROS PARA LA NEUMONIA

Acá te dejaremos una lista de remedios caseros que puedes preparar para combatir esta enfermedad:

  • Beber agua de hierbas como la pimienta negra, el fenogreco o el jengibre, ayudará a mejorar los síntomas de la neumonía.
  • Poner unos 15gr de semillas de sésamo en 250ml de agua. Luego añadirle sal común, una cucharada de linaza y un chorrito de miel para después mezclar todo y consumirlo diariamente.
  • Tomar dos veces al día 10ml de un fresco jugo de jengibre o mezclar de uno a dos gramos del jengibre en polvo con miel.
  • Mezclar una charada de miel en un vaso de agua e ingerir de dos a tres veces al día el líquido, ayudará a clamar y aliviar los síntomas de la neumonía.
  • Mezcla un poco de alcanfor con aceite de trementina (caliente), para luego aplicarlo de manera circular en el pecho y así abrir las vías respiratorias.
  • Mantener reposo en una habitación limpia, iluminada, caliente y salubre, para evitar que empeore el cuadro de neumonía.
  • Evitar estar muy descubierto. Siempre debes mantenerte bien abrigado en especial el área del pecho y de los pies.
  • Mantener bajo control el consumo de alimentos que puedan causar estreñimiento, sino puede agraviar los síntomas de la enfermedad.
  • Tomar una cucharada de jugo de ajo, te ayudará a calmar la incomodidad o dolor en la zona del pecho.
  • Mezcla el jugo de unas hojas de albahaca con una pequeña cantidad de pimienta negra molida. Luego deberás tomar este líquido en un intervalo de 6 horas para mayor efectividad y alivio de los síntomas.
  • Conseguir una chirivía (Pastinaca Sativa) y hacer un jugo con este tubérculo.
  • Mezclar el jugo de zanahorias con el jugo de espinaca o el extracto de la remolacha y el de un pepino para acelerar el proceso de sanación.
  • Comer cebollas ayudará a proteger a los pulmones. Esto se debe a que la cebolla es rica en quercetina la cual es conocida por sus propiedades de defensa.
  • Dejar por completo el cigarrillo, ya que estos masifican el daño a nivel pulmonar.

Es recomendable que las personas que se mantengan cerca de un paciente con pulmonía, esté precavido de hacer uso de tapabocas y mantener una distancia considerable del afectado, pues la enfermedad puede transmitirse mediante las vías respiratorias.

Normalmente si la enfermedad es causada por una bacteria, su duración constará de un período de dos semanas, pero si fue contraída mediante contagio, es posible que dure un poco más. Así que evitemos también hacer uso compartido de utensilios personales con los pacientes.